GI Rights Hotline

Separaciones (discharges) e información para militares

Llame al 1-877-447-4487

Conducta homosexual (Homosexual Conduct) (revocado)

Hoja informativa

Después de leer esta hoja informativa, por favor llame a la Línea directa (877-447-4487) para hablar de sus opciones con un consejero.

Conducta homosexual (Homosexual Conduct Discharge) (revocado)

Cada año, muchos militares son separados (discharged) por conducta homosexual. A unos pocos de ellos se les forman consejos de guerra por actos homosexuales. Un miembro puede ser separado por declarar que es homosexual o bisexual; por hacer, intentar hacer o pedir un acto homosexual; o por casarse o intentar casarse con alguien del mismo sexo. Los miembros de quienes se sospecha como personas que hacen actos homosexuales están frente a la probabilidad de que el mando lleve a cabo una investigación informal o formal. El miembro corre el riesgo de que interroguen a sus compañeros de trabajo, sus amigos e incluso su familia y, con ello, les informen de su supuesta orientación sexual o sus actos.

Bajo la actual política militar, comúnmente conocida como No pregunte, no diga (Don’t Ask, Don’t Tell), el DoD (Departamento de Defensa) hace una distinción entre la orientación sexual de un miembro y su propensión a hacer actos sexuales. Se considera la orientación sexual de un miembro un asunto personal y privado, y no es un impedimento para la continuación del servicio… a menos que la revele una conducta homosexual. Sin embargo, la definición militar de actos homosexuales es absurdamente amplia y puede abarcar abrazarse o tomarse de la mano. Pedir un acto homosexual puede ser tan solo pedir un beso. Las normas de No pregunte, no diga, aunque escritas cuidadosamente, son imprecisas a propósito hasta la exasperación y dejan mucha interpretación a criterio del mando. Las interpretaciones pueden variar mucho de mando a mando.

Para separar a un miembro, las fuerzas armadas tienen que demostrar que por lo menos uno de los siguientes ejemplos de conducta homosexual es confirmado por las pruebas:

  • El miembro hizo, intentó hacer o le pidió a otro que haga con él un acto o unos actos homosexuales…;
  • El miembro ha declarado que es homosexual o bisexual, o ha dicho algo de ese tenor, sin que haya otra conclusión aprobada de que el miembro ha demostrado que no es una persona que haga, intente hacer, tenga una propensión a hacer o piense en hacer actos homosexuales…;
  • El miembro se casó o intentó casarse con una persona sabiendo que tenía el mismo sexo biológico….
    Una declaración de homosexualidad o bisexualidad es motivo de una separación porque la declaración señala que es probable que el miembro haga o vaya a hacer actos homosexuales, pero, afirman las fuerzas armadas, no porque refleje la orientación sexual del miembro. No se separará a un miembro que hizo actos o declaraciones, o se casó, o intentó casarse, con una persona sabiendo que tenía el mismo sexo biológico con el propósito de evitar o terminar el servicio militar.

Una separación por conducta homosexual puede ser una salida para los militares que ya no quieren permanecer en ellas. Sin embargo, hay dificultades que a veces puedan complicar una separación normal por homosexualidad. El procedimiento se puede volver una investigación prolongada y vergonzosa. Además, la separación puede ser calificada bajo condiciones no honrosas (OTH) por circunstancias agravantes, como resultado de una tramitación al mismo tiempo de una separación por mala conducta que está basada en problemas disciplinarios distintos, o por alistamiento fraudulento. En casos poco comunes, el miembro incluso puede estar frente a un consejo de guerra bajo el Código Uniforme de Justicia Militar (UCMJ): Artículo 125 (10 USC §925), que prohíbe sodomía; Artículo 133, (10 USC §933), que declara criminal una conducta indecorosa para un oficial y caballero; Artículo 134, (10 USC §934), que declara criminal toda conducta de una naturaleza que trae el descrédito a las fuerzas armadas e incluye estipulaciones específicas sobre actos indecentes; y Artículo 80, (10 USC §880) que declara criminal intentar cualquier acto definido como una infracción bajo el UCMJ.

Desafortunadamente, las normas no dan más indicaciones de las circunstancias en las que un consejo de guerra pueda ser apropiado. Sin embargo, la interposición de una acción judicial es más probable en casos con circunstancias agravantes. Estándares militares se aplican si un miembro está en la base, fuera de ella, de guardia o no. Hay una posibilidad de un consejo de guerra aunque se hagan las actividades sexuales en la intimidad, fuera de la base y entre adultos que consientan (aunque no pasa a menudo, sí pasa a veces, en particular en la Air Force).

Antes de buscar una separación por conducta homosexual, un miembro tiene que considerar varios factores:

  • El documento de separación (el formulario DD-214) indicará conducta homosexual.
  • Hay una posibilidad de hostigamiento.
  • Puede ser posible obtener otra clase de separación.
    Uno de los aspectos claves de preparar una petición para una separación por homosexualidad es asegurarse de que el mando no tiene información perjudicial, ni la obtendrá del miembro o de otras fuentes. Es importante limitar la información y los documentos que se entreguen al mando. Es probable que el mando lleve a cabo una investigación (y es posible que exija, de manera poco apropiada, pruebas). A consecuencia, los miembros precisan saber que tienen derecho a negarse a contestar y que así pueden evitar una calificación de servicio desfavorable.

Clase de separación

En la mayoría de los casos en los que el único motivo de la separación es conducta homosexual, incluso aquellos en los que había actos homosexuales, la calificación de servicio debe ser honrosa, general (bajo condiciones honrosas) o una separación al nivel inicial (Entry Level Separation). Sin embargo, muchas veces hay problemas de mala conducta no relacionados con los actos homosexuales y de dichos problemas puede resultar una calificación de servicio de bajo condiciones no honrosas (OTH). En el documento de separación por conducta homosexual se anota dicho motivo de separación y esta información puede marcar al miembro del servicio militar dado de baja (y puede disminuir sus oportunidades de empleo) en el futuro. Una calificación de bajo condiciones no honrosas (OTH) no resultará sin que las fuerzas armadas afirmen que, durante el servicio actual, el miembro intentó, pidió o hizo un acto homosexual bajo circunstancias agravantes.

Algunos mandos pueden procesar a un miembro por actos homosexuales, lo cual tendrá como resultado o una separación punitiva como parte de una sentencia de un consejo de guerra o una calificación de OTH como parte de una separación en lugar de un consejo de guerra. Los mandos también pueden tramitar una separación por mala conducta al mismo tiempo.

Presionar a un mando que no responda

En general, una declaración basta para que se inicien los procedimientos de la separación. Si el oficial al mando del miembro no parece responder a la declaración, un primer paso puede ser comunicarse directamente con el responsable de las separaciones.

Puede que los mandos escépticos no respondan sin recibir documentación adicional pero, a pesar de lo que pueden decir los representantes del mando, no hay casi ninguna circunstancia en la que sea aconsejable presentarles pruebas de actos homosexuales. En cambio, los miembros deben proporcionar información sobre su vida o estilo de vida, como documentación que demuestre que pertenecen a grupos homosexuales religiosos o políticos, que son suscriptores de publicaciones periódicas homosexuales o que asisten junto con sus padres a reuniones de PFLAG (Padres y amigos de lesbianas y homosexuales). También pueden describir su admiración de la cultura homosexual, sus sentimientos y el desarrollo de su autoestima al reconocer que son homosexuales, etc.

En algunos casos, los miembros pueden pedirles a sus amigos, parientes, pastores u otros que escriban declaraciones sobre la orientación sexual del miembro. Es importante que un consejero revise cualquier carta antes de que se entregue al mando para asegurar que no contiene información sobre actividades sexuales. Dado que en una investigación el mando puede intentar entrevistar a todas las personas que escriban cartas, hay que recordarles que no hablen de actos sexuales con ningún oficial militar.

Un miembro también puede entregar una carta de un psicológico o médico civil que dice que el profesional médico tuvo discusiones con el miembro y en efecto el miembro es homosexual. Presentar una carta así puede prevenir que las fuerzas armadas investiguen si el miembro mintió para salir de ellas. Algunos miembros prefieren evitar cartas médicas porque obtenerlas parece implicar que la homosexualidad es asunto médico. Si se usa una carta de un médico o terapeuta, dicha carta puede afirmar que la homosexualidad no es una enfermedad. Así como las otras cartas, estas tienen que evitar referencias a actos homosexuales. Aunque la regla militar de pruebas 513 ahora reconoce la confidencialidad profesional entre psicólogos militares y pacientes, todavía es importante que el miembro no autorice que se revelen pruebas no deseadas.

Abordar al mando

Se presenta una petición escrita de una separación directamente al oficial al mando del miembro, en persona o por correo. La petición puede ir con una carta adjunta que le recuerde al mando los derechos del miembro, le pida que proteja la privacidad del miembro y, si es necesario, le pida protección de cualquier hostigamiento ya existente (si dicha carta es escrita por un abogado, también puede explicar que éste ha aconsejado al cliente que no haga más declaraciones). Sobre todo, una carta adjunta informa al mando de que el miembro no está solo.

El miembro tiene que decidir cuándo entregar la declaración. Aunque es poco común, hay mandos que hicieron malas evaluaciones de los miembros después de enterarse de que son homosexuales o incluso sospechar que lo son. Por lo tanto, el miembro puede esperar hasta que se termine el período de evaluación actual y la evaluación o informe del estado físico. Si actualmente el mando está investigando a otros miembros, puede ser mejor esperar hasta que se terminen dichas investigaciones.

El miembro puede querer presentar la petición pronto si:

  • su período de nivel inicial (entry level status) aún no se acabó;
  • anda muy preocupado;
  • lo están hostigando.

Documentación para una separación por conducta homosexual

Un miembro puede pedir esta clase de separación declarando por escrito que es homosexual (ve la carta tipo en inglés), dirigiendo la declaración al responsable de las separaciones a través del oficial al mando. No se debe hacer declaraciones verbales en vez de la declaración escrita o además de ella. Los mandos pueden entender mal o tergiversar lo que dijo el miembro y tal vez pretender que reconozca haber hecho actos en circunstancias agravantes o actos que merecen medidas disciplinarias. También los mandos a menudo no hacen caso a las declaraciones verbales porque no quieren dar de bajo al miembro. No dejes de pedirle a un consejero que revise la declaración escrita antes de entregarla. Las declaraciones con fuertes puntos de vista políticos pueden provocar una investigación o el hostigamiento. Asimismo, las declaraciones no deben reconocer haber hecho actos homosexuales.

Hostigamiento

Los miembros de quienes se sospecha como lesbianas u homosexuales pueden estar expuestos a que los mandos y otros miembros los hostiguen. El hostigamiento puede ser bromas groseras e insultos, un aumento del examen de su desempeño o conducta (y medidas disciplinarias por infracciones de menor cuantía que el mando tolera cuando las cometen los otros miembros), ordenes de hacer funciones no deseables, amenazas de muerte y asaltos físicos por una persona o varias.

Estate preparado para tomar medidas legales inmediatas y fuertes. Una carta bastante dura de un consejero al oficial al mando puede ofrecer alguna protección. En otros casos, uno de los procedimientos formales para quejarse, o varios, junto con una intervención externa, pueden convencer al mando que tome medidas. A veces las oficinas de igualdad de oportunidades (Equal Opportunity offices) tratan el hostigamiento basado en lo que parece la orientación sexual como una clase de hostigamiento sexual y aceptan quejas así. Los procedimientos pueden ser largos, así que mostrar firmeza y energía desde el principio del proceso puede convencer al mando que tome medidas en vez de dejar que el procedimiento siga su curso.

En general es mejor documentar el hostigamiento antes de presentar la queja. Sin embargo, si el miembro corre un gran peligro, se debe presentar la queja inmediatamente y documentar el hostigamiento después. Desafortunadamente, no se puede dar por sentado que los mandos y los investigadores militares estén meticulosos e imparciales al interrogar los testigos y buscar las pruebas del hostigamiento.

Los miembros que piensan en presentar quejas por hostigamiento tienen que revisar qué información de declaraciones o actos homosexuales el mando o los compañeros de trabajo pueden tener, o pueden obtener sin dificultades. Conducta teóricamente protegida bajo No pregunte, no diga (como asociarse con lesbianas, leer material de lectura homosexual, ir a un bar homosexual, etc.) puede provocar una investigación del miembro. La falta de pruebas no protege a miembros de alegaciones infundadas pero sí dificulta que el mando siga investigando a la víctima.