GI Rights Hotline

Separaciones (discharges) e información para militares

Llame al 1-877-447-4487

Programa de ingreso postergado (Delayed Entry Program (DEP))

Hoja informativa

Después de leer esta hoja informativa, por favor llame a la Línea directa (877-447-4487) para hablar de sus opciones con un consejero.

¿Qué pasa si niegan mi petición o no responden a mi carta?

El reclutador te puede decir que tu petición fue negada o que tengas que reunirte con ellos para hablar de tu petición. La política militar actual requiere que tu petición sea aceptada. En general, no tienes que reunirte con ellos ni siquiera hablar con ellos por ninguna razón.

Después de tramitar tu petición, te darán un documento de alistamiento anulado o separación no caracterizada. Algunas personas nos han dicho que a ellas nunca les respondieron. Está bien. Aunque no te respondan, no tienes ninguna obligación de hacer nada para ellos.

En teoría, las fuerzas armadas podrían las mandar al servicio militar por no reportarse a personas que se han alistado a través del Programa de Ingreso Postergado (DEP),pero “ni una sola persona ha sido ordenada involuntariamente a servir en las fuerzas armadas, enviada a corte marcial o de otra forma acusada en cortes civiles por haber estado en el DEP y negarse a ser enviado al entrenamiento básico (boot camp), desde POR LO MENOS los 1970. Ni una sola persona. (Rod Powers, usmilitary.about.com)

Si tienes preguntas o necesitas ayuda para manejar el hostigamiento de un reclutador, no dudes en comunicarte con la Línea directa para los derechos de militares al 877-447-4487 o a girights@girightshotline.org.

¿Qué pasa después de enviar la carta?

El reclutador intentará promocionar nuevamente las fuerzas armadas. Es probable que te diga que tengas que reunirte con el comandante para hablar del asunto. NO LO TIENES QUE HACER. Al enviar tu petición de no ingresar, no necesitas ningún otro contacto con la estación de reclutamiento, salvo con una sola excepción: si recibiste dinero de las fuerzas armadas a través del programa Universidad Primero (College First), puede que tengas que tener contacto con la estación de reclutamiento acerca de devolver del dinero. Si te reúnes con los reclutadores para eso, es mejor traer contigo a otra persona que te pueda apoyar.

Si vacilas o no pareces decidido, te van a presionar para que te unas a las fuerzas armadas. Pero si expresas claramente y con firmeza tu deseo de no tener nada que ver con ellas, es probable que decidan pronto que no vale la pena y buscarán a otras personas para presionar. Este proceso funciona mejor si pasa antes de la fecha de presentarte.

¿Hay desventajas de escribir una carta?

1. Te puedes confundir si piensas que los reclutadores y las fuerzas armadas tienen el derecho de negar tu petición para no ingresar. Ellos no tienen ese derecho.

2. Si ya está cerca la fecha de presentarte, la carta no te servirá para casi nada. En ese caso, puede ser mejor no estar en casa a la fecha de presentarte para evitar una situación difícil.

¿Cuáles son la ventajas de escribir una carta?

1. Si al menos una de tus razones está en la lista para ser soltado del DEP, decirla en una carta puede facilitar que el reclutador la use para soltarte y es posible que te moleste menos.

2. Si la escribes con mucha anticipación de la fecha de presentarte, puedes acabar con los problemas y evitarlos alrededor de la fecha de presentarte.

3. La carta te puede dar un sentido de haber terminado el asunto. Por expresar tus pensamientos, escribir la carta y enviarla, tomas medidas concretas para determinar tu propio futuro. Eso puede ayudarte a reafirmar tu propio poder y a seguir adelante en la vida.

¿Debo escribir una carta? ¿Qué debo escribir? ¿A dónde la envío?

Si decides escribir una carta, envíala al comandante de la estación donde fuiste reclutado, no al reclutador (puedes ver una carta tipo, en inglés). No tienes que saber el nombre del comandante (escribe simplemente, “Commander, Recruiting Station”) pero sí tienes que saber la dirección de la estación. Puedes buscarla en el libro de direcciones (bajo el Gobierno de EEUU) o en el acuerdo de alistamiento. Guarda una copia de la carta. En la carta, debes presentar las razones por las que cambiaste de opinión y que no quieres o no puedes entrar en las fuerzas armadas. Puedes presentar razones múltiples. La lista de razones para ser soltado incluye: objeción de conciencia (la creencia que participar en una guerra está mal); obtener la educación universitaria o entrenamiento para trabajo; una oportunidad para trabajo civil; alistamiento equivocado o un error de reclutamiento; no graduarse de la preparatoria; asuntos familiares (el matrimonio, los hijos, dificultades económicas o la dependencia); conducta homosexual; descalificaciones médicas o psicológicas; problemas personales; no presentarse para servicio activo y, finalmente “otra”. La “otra” puede significar cualquier cosa.

Cualquier razón es suficiente: no pueden rechazar tus razones, aunque quieren que creas que tienen ese derecho. Aunque los reclutadores te pueden amenazar con alistamiento involuntario, las fuerzas armadas actualmente sueltan a todas los reclutas del DEP que piden separarse.

¿Qué puedo hacer si un reclutador me hostiga?

¡Es importante darte cuenta que tienes el poder! Puede ser difícil creer que tienes el poder de controlar tu propia vida frente a esos reclutadores bien financiados, pulidos y uniformados, pero ¡sí lo tienes tú! Ellos simulan ser amigables, se ponen autoritarios y usan engaños, intimidación y mentiras descaradas. Puedes pedir el apoyo de tu familia, tus amigos y tus compañeros de trabajo para evitar hablar con el reclutador. Puedes escribir una carta que dice que no quieres más contacto con él, citando una de las normas mentadas arriba que prohíbe que te hostigue. Puedes filtrar las llamadas telefónicas para no aceptar las del reclutador. Una carta o una llamada de un abogado puede detener el hostigamiento. Algunas personas eligen no estar en casa alrededor de la fecha de presentarse para evitar un potencial contacto.

¿Me hostigarán?

A los reclutadores, las Normas de Reclutamiento del Army les prohíben amenazar, presionar, manipular o intimidar a los miembros del DEP y les prohíben impedir peticiones de separación (USAREC Reg 601-56, 3-1c). Las Normas de la Navy dicen que la idea de una fuerza completamente voluntaria no se conforma con el amenazar a un miembro del DEP con actos disciplinarios o el presionarle para que cumpla sus obligaciones “contractuales” (COMNAVCRUITCOMIST 1130.8H, 040106, Note 1). Los Marines no dicen, en términos claros, que prohíben el hostigamiento, pero sí dicen claramente que una persona puede retroceder del DEP. Sus Normas de Reclutamiento, bajo “Deseo de quedar suelto” o “Intención de No Presentarse”, dicen “Si la persona insiste en salir del alistamiento, será separada del programa” (MCO P1100.72C, 4301, 3d(2)).

No obstante, cada día oímos que los reclutadores siguen hostigando a personas que se decidieron a no unirse a las fuerzas armadas. Las tácticas de los reclutadores cambian a menudo, desde promocionar nuevamente las fuerzas armadas hasta hostigar, y se vuelven cada vez más agresivas. A través de la Línea directa para los derechos de los militares (GI Rights Hotline), algunas personas nos han dicho que los reclutadores vinieron a sus casas, llamaron a sus padres, vinieron a sus lugares de empleo e incluso intentaron secuestrarlas.

El reclutador te puede decir que tienes la obligación de ir, que firmaste un contrato y otras ideas como que “te quedarás en la cárcel cinco años”, “serás despedido con deshonra”, “nunca podrás conseguir empleo”. Nuestro favorito es “ve al entrenamiento básico (boot camp), y si no te gusta, puedes salir”. Nada de eso es verdad. En particular, si vas al entrenamiento básico, será mucho más difícil salir.

¿Cuáles son las consecuencias si no voy a la MEPS a la fecha de presentarme?

El retroceder del DEP no tiene consecuencias ni registros que puedan afectar el empleo o la situación legal. Esto se aplica si uno es ciudadano o no.

El retroceder del DEP no afecta el empleo futuro. Al rellenar una solicitud de empleo, no tienes que escribir que has retrocedido del DEP; los formularios de empleo no tienen preguntas sobre eso.

Es posible que retroceder del DEP pueda afectar la posibilidad de entrar en las fuerzas armadas después. Pero ya que hoy en día necesitan desesperadamente tropas terrestres y hay mucho menos reclutas, es probable que acepten a una persona calificada aunque anteriormente haya retrocedido del DEP.

¿Cómo salir del Programa de Ingreso Postergado?

Principalmente, la manera de salir del DEP es no presentarte en la fecha arreglada. Algunas personas simplemente no se presentan; otras eligen escribir una carta afirmando su decisión de no presentarse. De cualquier manera, los resultados son los mismos: no tienes que ir a la Estación de Entrada y Procesamiento Militar (MEPS) a la fecha de presentarte.

Puedes leer las normas de las fuerzas armadas sobre separaciones (discharges) del DEP haciendo clic en la casilla del DEP y tu cuerpo militar en la página de las separaciones.

¿Tienes dudas acerca de entrar en las fuerzas armadas?

A los estudiantes que están en su último año de la preparatoria (high school) y que no saben bien qué hacer después de graduarse, los reclutadores se esfuerzan intentando convencerlos para que se inscriban en el DEP. A uno le pueden pasar muchas cosas durante un año y mucha gente cambia de idea lo que quiere hacer con su vida. Cada vez más gente se da cuenta que los reclutadores le mienten acerca de la vida militar. Lo que los reclutadores prometen, el dinero para la universidad y las destrezas para el trabajo, no tiene nada que ver con las metas de las fuerzas armadas. Muchas personas se dan cuenta que no quieren unirse a una guerra si se oponen a su propósito, tienen dudas al respecto o creen que el propósito no tiene nada que ver con ellas.

Otra gente habla con personas que ya han estado en Irak y tal vez fueron heridas o traumatizadas por su participación en la guerra. A otra gente le preocupa la indeterminación de su tiempo en servir en las fuerzas armadas y se da cuenta de que hay militares a quienes no se los han soltado (Stop-Lossed) a pesar de que su fecha de salida ya pasó. En el caso de Sgt. Emiliano Santiago, una Corte Federal de Circuito afirmó que el gobierno no tenía que soltarlo hasta el 2031, ¡aunque Santiago ya había cumplido su obligación de ocho años!

Cualquiera que sean las razones, mucha gente que se ha alistado a través del DEP cambia de opinión antes de la fecha de presentarse (ship date). ¡Tienes el derecho de hacerlo y no tienes que presentarte si no quieres!

¿Qué es el Programa de Ingreso Postergado?

La mayoría de la gente que se alista en las fuerzas armadas se inscribe en el Programa de Ingreso Postergado, que también se llama (incorrectamente) el Programa de Alistamiento Postergado, e incluso el Programa de Militares Futuros, esperando hasta un año antes de presentarse al entrenamiento para el servicio activo.