GI Rights Hotline

Separaciones (discharges) e información para militares

Llame al 1-877-447-4487

Ausencias de las reservas

Hoja informativa

Después de leer esta hoja informativa, por favor llame a la Línea directa (877-447-4487) para hablar de sus opciones con un consejero.

Ausencias de las reservas

Hay muchos tipos de servicio a los que un reservista puede ser mandado a presentarse, entre ellos el servicio activo para el entrenamiento, las instrucciones inactivas (drills), el entrenamiento anual, las asambleas (muster), una movilización y un despliegue. Los miembros de la National Guard también pueden ser mandados al servicio activo durante las emergencias estatales sin que el gobierno federal les mande al servicio activo (es decir, bajo el Título 10, las fuerzas armadas, del Código de los EEUU). Los consejeros de la Línea directa de los derechos de los militares (GI Rights Hotline, 877-447-4487) pueden ofrecer una consulta gratuita y confidencial sobre cualquiera de dichos asuntos.

Desde la fecha en que un reservista es obligado a presentarse al servicio activo por una orden bajo el Título 10 del Código de los EEUU, dicho reservista se encuentra bajo jurisdicción del UCMJ (el Código Uniforme de la Justicia Militar) y puede ser castigado por cualquier ausencia sin permiso de dicha fecha en adelante. Sin embargo, muchas ausencias que podrían ser castigadas bajo el UCMJ nunca son castigadas por un consejo de guerra ni incurren en un castigo no judicial. Los consejeros de la Línea directa pueden ayudarle a enterarse de las consecuencias posibles y probables de la ausencia sin permiso de un reservista. Hay algunas clases de ausencias especiales tratadas a continuación.

Las IRR del Army

El Army ha dicho que los miembros de las IRR que no se presentan cuando son mandados a una movilización serán separados administrativamente en vez de ser castigados por un consejo de guerra. Hasta la fecha, el Army no ha dictado las órdenes judiciales de detención a los miembros de las IRR que no se presentan.

No presentarse a una movilización o negarse a hacerlo

Muchos de los reservistas que llaman a la Línea directa ya tienen órdenes de presentarse a la movilización y quieren saber lo que les pasaría si simplemente no se presentan. Aunque sería ilegal que un consejero ayude a alguien a infringir la ley o le dé ánimo de hacerlo, sí pueden decirle cuáles son la consecuencias probables. Bajo el UCMJ, a un reservista bajo jurisdicción del Título 10 que no cumple una orden de presentarse al servicio activo se aplican los siguientes artículos:

§886. ART. 86. AUSENCIA SIN PERMISO Cualquier miembro de las fuerzas armadas que, sin permiso—
(1) no llega a su puesto designado a la hora prescrita;
(2) abandona dicho puesto; o
(3) se ausenta, o permanece ausente, de su unidad, organización o puesto en el que se requiere que esté

será castigado de la manera de la que un consejo de guerra pueda ordenar.

§887. ART. 87. FALTAR A UN MOVIMIENTO

Cualquier persona a quien se aplica este capítulo que, por negligencia o a propósito, falta a un movimiento de un buque, un avión o una unidad con el cual, como parte de su función, es obligado a moverse será castigado de la manera de la que un consejo de guerra pueda ordenar.

Muchos reservistas que no se presentan no tienen que presentarse ante un consejo de guerra nunca, sino suelen ser castigados con una separación administrativa con la calificación de “bajo circunstancias no honrosas” (“under other than honorable conditions”). Sin embargo, las circunstancias pueden variar mucho y se recomienda que cualquier persona que piensa en no presentarse o ya se encuentra en estas circunstancias se ponga en contacto con la Línea directa para obtener una consulta gratuita y confidencial.

Derechos de los reservistas movilizados

Hay varios derechos que tienen los reservistas movilizados bajo las leyes federales, entre ellas la Servicemembers’ Civil Relief Act (la ley sobre la ayuda civil a los militares), de los cuales se pueden hablar con los consejeros de la Línea directa o con Consejeros Legales Militares. Por ejemplo, los reservistas movilizados tienen derecho a:

  • las tasas de interés bajas y los topes a las tasas de los préstamos, los pagos de la hipoteca y la deuda de las tarjetas de crédito;
  • la protección de la recuperación de los autos no pagados;
  • la protección del desalojo y los topes a la renta;
  • el aplazamiento de todas las medidas de los tribunales civiles, como las de la bancarrota, la ejecución o el divorcio;
  • la cancelación de los contratos de arrendamiento (en algunas circunstancias);
  • el pago retrasado de los impuestos.

Entre las otras leyes se encuentra la The Uniformed Services Employment and Re-employment Rights Act (la ley de los derechos de los militares al empleo y a volver al empleo), la cual les protege a los reservistas que trabajan por corporaciones estadounidenses de perder sus trabajos por ser miembro de las fuerzas armadas. Dicha ley obliga que las empresas les otorguen a los reservistas el tiempo libre para presentarse a las instrucciones inactivas y los entrenamientos, además de para un despliegue. Además, obliga que, terminado un despliegue, se permita que un reservista vuelva a tener su trabajo original sin perder la jerarquía, el nivel de sueldo y el seguro médico. Los reservistas que trabajan por su cuenta podrían sufrir más penuria económica por un despliegue y puede explorar con un consejero de la Línea directa la posibilidad de una separación por penuria económica.

A pesar de dichas protecciones especiales, un despliegue les puede causar graves problemas a los militares. Muchos de los varios tipos de separación tratados en las otras partes de este sitio web pueden ayudar a los reservistas movilizados a hacer frente a las dificultades causadas por ser llamados al servicio activo. La penuria familiar y el tener hijos, la objeción de conciencia, los asuntos médicos y la identidad sexual podrían ofrecerle a un reservista una manera de evitar un despliegue. Se puede hablar con un consejero de todos dichos asuntos. A veces, los asuntos de un reservista llamado al servicio activo pueden ser resueltos antes de la fecha de la movilización, así evitando por completo la necesidad de presentarse. Los miembros de las IRR pueden solicitar un aplazamiento o una exención y pueden apelar después si la primera decisión es desfavorable. Los consejeros de la Línea directa pueden informarle de cómo ponerse en contacto con las fuerzas armadas con respecto a dichos asuntos.

Movilización de los reservistas

Aunque los reservistas saben que pueden ser llamados al servicio activo algún día, a muchos de ellos les inquietan las ordenes cuando lleguen. Algunos que fueron traslados a las reservas después de un período de servicio activo se creen que ya “se terminó” su servicio. Otros se inscribieron en las reservas para recibir los ingresos adicionales, el entrenamiento de trabajo o el dinero para pagar su educación sin pensar que puedan ser miembros de la fuerzas armadas activas. Cada año, cientos de personas se ponen en contacto con la Línea directa de los derechos de los militares en busca de información sobre la movilización de los reservistas. Entre ellos se encuentran reservistas que están en el servicio activo de todos los cuerpos militares, miembros de las IRR y miembros de la National Guard del Army y de la Air Force.

Muchas personas no entienden muy bien la relación entre las reservas y lo demás de las fuerzas armadas. Las fuerzas armadas mantienen a las reservas con el propósito explícito de tener fuerzas adicionales que pueden ser movilizadas siempre y cuando crean que sería útil. El Título 10 del USC (el Código de los EEUU) permite que el gobierno federal (el Presidente o el Congreso) incorpore al servicio activo a los reservistas que si no fuera por ello caerían bajo jurisdicción del Título 32. En algunas circunstancias (como las que existen actualmente en el Army), en una movilización como esa también se permite que, por medio de las órdenes “Stop Loss/Stop Move” de los cuerpos militares, se retrase la fecha del fin de servicio de un militar más allá de la obligada por el contrato. La Ley de la autorización de la defensa del 2008 obliga que a los reservistas se les avise de una movilización con por lo menos 30 días de antelación, aunque es permitido no aplicar dicha ley. Ser movilizado puede llevar consigo una penuria de algún grado a los reservistas que si no fuera por ello podrían apartar de su vida civil sus funciones militares como “un fin de semana al mes”, un entrenamiento anual o, en el caso de los miembros de las IRR, a lo sumo una asamblea ocasional. Recibir las ordenes de una movilización al servicio activo a tiempo completo a menudo hace que los reservistas vuelvan a pensar en su relación con las fuerzas armadas. Los consejeros de la Línea directa pueden ofrecer una consulta gratuita y confidencial sobre las opciones que tiene alguien que es movilizado.

Distancia razonable de viajar a las instrucciones inactivas

A un reservista no se le puede obligar a viajar más de un distancia razonable, que se define a continuación, a presentarse a las instrucciones inactivas. Cualquier persona que piensa que su mando le exige que viaje más de las distancias definidas a continuación puede ponerse en contacto con la Línea directa para obtener más información.

Distancia de viajar a las instrucciones inactivas.

La máxima distancia que se le puede obligar a un miembro de las reservas a viajar no voluntariamente entre su residencia y el lugar de las instrucciones inactivas (IDTs). Entre las distancias permitidas se encuentran:

Un radio de 100 millas del lugar de las IDT o una distancia que se puede viajar tres horas en auto bajo las circunstancias típicas de transito, tiempo y caminos. Esta definición se aplica sólo a aquellas unidades que normalmente tienen cuatro sesiones de IDT durante dos días seguidos y para las cuales el gobierno ofrece las comidas y el alojamiento en el lugar de la IDT de la unidad.

Un radio de 50 millas del lugar de las IDT o una distancia que se puede viajar una hora y media en auto bajo las circunstancias típicas de transito, tiempo y caminos, si el gobierno no ofrece las comidas y el alojamiento en el lugar de la IDT de la unidad.

Mudarse más allá de una distancia razonable de viajar a las instrucciones inactivas

Si un reservista se muda y ya no vive dentro de una distancia razonable del lugar de las instrucciones inactivas de la unidad, normalmente hay una opción de cambiar de unidad o de ser traslado a las IRR (reservas listas individuales). Se puede hablar de dichas circunstancias con un consejero de la Línea directa.

Participación no adecuada en las reservas

Una ausencia no excusada del entrenamiento anual o por lo menos nueve ausencias no excusadas de las instrucciones inactivas durante un solo año a menudo tienen como resultado una separación de las reservas por no cumplir los requisitos del entrenamiento. La calificación de servicio de una separación como esa suele ser general, bajo circunstancias honrosas (general under honorable conditions), o bajo circunstancias no honrosas. Los consejeros de la Línea directa pueden informarle de los asuntos relacionados con dicha separación y la ausencia de las instrucciones inactivas. Ver la nota especial para información sobre los castigos adicionales que posiblemente pueden ser impuestos en los miembros de la National Guard.

No presentarse a las instrucciones inactivas (drills)

Un reservista puede estar bajo jurisdicción del UCMJ durante una instrucción inactiva. Sin embargo, son raros o incluso no existentes los casos en los cuales un reservista sea castigado bajo el UCMJ por no presentarse a una instrucción inactiva. A los miembros de la National Guard, aunque no están bajo jurisdicción del UCMJ durante una instrucción inactiva, es posible que les pueda imponer castigos adicionales su estado particular.

Durante el servicio inactivo, los miembros de la National Guard, del Army o de la Air Force, están bajo jurisdicción del Título 32 (la National Guard), en vez del Título 10 (las Fuerzas Armadas). Por ello, son los estados que se encargan de imponer los castigos por infracciones como esas. Una vez más, varían de estado a estado las reglas y la tendencia de hacer obedecerlas. En la práctica, los castigos impuestos por faltar a una instrucción de fin de semana o una parte de ella pueden ser nada, no recibir el pago, tener que presentarse a otra instrucción para compensar y, en algunos casos raros, ser detenido y castigado. Los consejeros de la Línea directa pueden ofrecer información sobre las reglas y las probabilidades de que imponga los castigos cada uno de los estados.

Si un reservista raso no se presenta al entrenamiento inicial

Un miembro raso de las reservas que no se presenta al entrenamiento inicial (es decir, que en la fecha en que es programado el comienzo del entrenamiento, no se presenta al MEPS, el puesto militar por el cual pasan los que entran en las fuerzas armadas) suele ser separado (discharged) de las fuerzas armadas con una separación al nivel inicial (ELS), siempre y cuando dicho miembro ya no esté dispuesto a presentarse en una fecha aplazada. Lo mismo se aplica a los reservistas del Army, entre ellos los miembros de la Army National Guard, que no se presentan a cualquiera de las dos fases I ó II de un entrenamiento inicial de la forma “opción partida”. Ver la nota especial para información sobre los castigos adicionales que posiblemente pueden ser impuestos en los miembros de la National Guard.

Nota especial acerca de la Army National Guard o la Air National Guard

La Army National Guard y la Air National Guard se encuentran dentro de la jurisdicción de los estados además de la de las fuerzas armadas federales. Cualquier ausencia sin permiso de un miembro de la National Guard o infracción cometida por él puede incurrir en una acción disciplinaria bajo las leyes del estado así como posiblemente el sistema judicial de las fuerzas armadas federales. Varían de estado a estado las reglas y la tendencia de hacer obedecerlas. Se recomienda que los miembros de la National Guard se pongan en contacto con una agencia de la Red de los derechos de los militares para obtener más información sobre las leyes y prácticas de su estado particular.