GI Rights Hotline

Separaciones (discharges) e información para militares

Llame al 1-877-447-4487

Síntomas posibles:

Un miembro puede avisar al que lo evalúa si:

  • no puede dormir;
  • duerme mal o despierta agotado;
  • tiene pesadillas o sueños inquietantes;
  • duerme más de lo que piensa que debe;
  • no puede comer;
  • come todo el tiempo;
  • experimenta una repentina perdida o un repentino aumento de peso;
  • le sale un sarpullido nervioso;
  • le empieza a subir la adrenalina, sus latidos aceleran o empieza a temblar;
  • tiene dolores de cabeza, dolores de espalda, problemas del estómago u otros dolores que no parecen tener causas físicas;
  • llora a veces;
  • a veces se siente como un zombi y no sabe dónde está o qué hace;
  • le cuesta concentrarse, sobre todo en el trabajo;
  • tiene que pedirles a sus amigos que le encubran en el trabajo porque no se puede concentrar o no puede desempeñar bien sus funciones;
  • piensa o ha pensado en causarse daño, actualmente o en el pasado (dichos pensamientos pueden ser fantasías o planes de cómo hacerlo);
  • en algún momento pensó en suicidarse, aunque fuera fugazmente;
  • piensa en causar daño a cualquier otra persona;
  • tiene que contenerse para no causar daño a nadie;
  • pelea con otros (pero hay que tener en cuenta que algunas peleas pueden ser motivo para las medidas disciplinarias);
  • rompe cosas (pero hay que tener en cuenta que romper la propiedad del gobierno puede ser motivo para las medidas disciplinarias);
  • tira cosas;
  • golpea las paredes;
  • se vuelve asustado;
  • está solo;
  • cree que sus amigos lo dejaron;
  • tiene que rodearse de gente; o
  • cuenta con que sus amigos intentan que no se vuelva loco.