GI Rights Hotline

Separaciones (discharges) e información para militares

Llame al 1-877-447-4487

Si habla con un reclutador

No dependa solamente del reclutador. Los reclutadores militares son vendedores: su trabajo es “venderle” el alistamiento. Para mantenerse en su puesto y adelantar sus carreras, la mayoría de los reclutadores tienen que alistar a un número específico cada mes. Enfatizan los beneficios de las fuerzas armadas, no los problemas.

 

La decisión de alistarse afectará la vida de usted y de otros. No se dé prisa.

 

*Hable con militares recientemente dados de baja, tanto los que hayan tenido experiencias buenas como los que no, sobre los temas planteados por este sitio web.


*También hable con un consejero civil que le puede ayudar a enterarse más de las fuerzas armadas o sugerir otras opciones.


*Lleve consigo a un pariente o amigo. Hay mucho en que pensar mientras habla con un reclutador. Un pariente o amigo puede apuntar notas, hacer preguntas y cuidar a los propios intereses de usted. También lleve a un pariente o amigo si habla de la selección de puesto con un “orientador” militar en un Estación de Entrada y Procesamiento Militar (MEPS).


*Nunca ofrezca información falsa ni esconda nada. Diga la verdad sobre antecedentes penales y problemas de salud y escolares. Si miente a un reclutador, se le causará problemas al revelarse la verdad.


Si un reclutador le miente le hace mal, y en algunos casos es ilegal. Deles parte a su miembro del Congreso, la administración escolar, o The National Youth and Militarism Recruiter Abuse Hotline a 1- 877-688-6881 de cualquier reclutador que le mienta. Hacerlo protegerá a usted y a los otros.