GI Rights Hotline

Separaciones (discharges) e información para militares

Llame al 1-877-447-4487

Presionar a un mando que no responda

En general, una declaración basta para que se inicien los procedimientos de la separación. Si el oficial al mando del miembro no parece responder a la declaración, un primer paso puede ser comunicarse directamente con el responsable de las separaciones.

Puede que los mandos escépticos no respondan sin recibir documentación adicional pero, a pesar de lo que pueden decir los representantes del mando, no hay casi ninguna circunstancia en la que sea aconsejable presentarles pruebas de actos homosexuales. En cambio, los miembros deben proporcionar información sobre su vida o estilo de vida, como documentación que demuestre que pertenecen a grupos homosexuales religiosos o políticos, que son suscriptores de publicaciones periódicas homosexuales o que asisten junto con sus padres a reuniones de PFLAG (Padres y amigos de lesbianas y homosexuales). También pueden describir su admiración de la cultura homosexual, sus sentimientos y el desarrollo de su autoestima al reconocer que son homosexuales, etc.

En algunos casos, los miembros pueden pedirles a sus amigos, parientes, pastores u otros que escriban declaraciones sobre la orientación sexual del miembro. Es importante que un consejero revise cualquier carta antes de que se entregue al mando para asegurar que no contiene información sobre actividades sexuales. Dado que en una investigación el mando puede intentar entrevistar a todas las personas que escriban cartas, hay que recordarles que no hablen de actos sexuales con ningún oficial militar.

Un miembro también puede entregar una carta de un psicológico o médico civil que dice que el profesional médico tuvo discusiones con el miembro y en efecto el miembro es homosexual. Presentar una carta así puede prevenir que las fuerzas armadas investiguen si el miembro mintió para salir de ellas. Algunos miembros prefieren evitar cartas médicas porque obtenerlas parece implicar que la homosexualidad es asunto médico. Si se usa una carta de un médico o terapeuta, dicha carta puede afirmar que la homosexualidad no es una enfermedad. Así como las otras cartas, estas tienen que evitar referencias a actos homosexuales. Aunque la regla militar de pruebas 513 ahora reconoce la confidencialidad profesional entre psicólogos militares y pacientes, todavía es importante que el miembro no autorice que se revelen pruebas no deseadas.