GI Rights Hotline

Separaciones (discharges) e información para militares

Llame al 1-877-447-4487

La definición de la objeción de conciencia

Las actuales políticas militares definen la objeción de conciencia así: “Una firme, fija y sincera objeción a participar en la guerra o a portar armas de cualquier manera, a consecuencia del entrenamiento y/o la creencia religioso” (DOD 1300.6). Dicha definición la han clarificado aún más las políticas militares y nuestro sistema legal. A continuación se encuentra lo que quieren decir en realidad las palabras o frases de dicha definición:

“religioso”

  • El término “religioso” abarca también las creencias morales y éticas que influyen en la vida con la misma fuerza que las creencias religiosas tradicionales.
  • El término “religioso” no abarca las ideas esencialmente políticas, sociológicas o filosóficas.

“el entrenamiento y/o la creencia”

  • “El entrenamiento y/o la creencia” se refiere al origen de las convicciones o, en palabras sencillas, las experiencias y valores que usted tiene que no le permiten participar en el servicio militar o portar armas. Dicho origen puede ser, por ejemplo, la participación a lo largo de la vida en una religión organizada que enseña el amor activo al enemigo (es decir, no matarlo) o libros, películas o programas de televisión. También puede proviene de las experiencias que ha tenido dentro de las fuerzas armadas o fuera de ellas.

“participación”

  • Este término señala la naturaleza personal de la petición. Por ello, una petición no puede ser una crítica abstracta de la guerra. Así señala que el motivo por el que usted pide una separación o un cambio de funciones es el conjunto de sus valores particulares, no es porque piensa que la guerra es ilógica o una mala política, por ejemplo.

“en la guerra”

  • El término “en la guerra” no quiere decir que un CO tenga que oponerse a que la policía use la violencia o que uno la use en defensa propia, aunque muchos de ellos sí se oponen a la violencia en general. Además, es importante tener en cuenta la diferencia entre la fuerza y la violencia. Golpear a alguien es un ejemplo de la fuerza violenta, mientras que sacar a un niño del camino de un auto es un ejemplo de la fuerza no violenta.

“de cualquier manera”

  • Esto quiere decir que tiene que oponerse a cualquier guerra real en este momento. A aquellos que se oponen a una guerra en particular se les llamaría “objetores de conciencia selectivos” y ellos no tienen derecho a ser calificados de objetores de conciencia bajo las leyes actuales de los EEUU. Si usted cree en “la teoría de las guerras justas”, afirmada por muchas tradiciones religiosas, para ser calificado de objetor de conciencia bajo la actual definición legal, tiene que usar dicha teoría y concluir que no hay guerras justas.

Para tener derecho a una separación de las fuerzas armadas, tiene que demostrar que de veras su conciencia le obliga a oponerse a participar en la guerra, y que sus creencias han cambiado, o “cristalizado”, después de que entró en las fuerzas armadas. Si cree que esta definición se puede aplicar a usted, siga leyendo.