GI Rights Hotline

Separaciones (discharges) e información para militares

Llame al 1-877-447-4487

Hostigamiento

Los miembros de quienes se sospecha como lesbianas u homosexuales pueden estar expuestos a que los mandos y otros miembros los hostiguen. El hostigamiento puede ser bromas groseras e insultos, un aumento del examen de su desempeño o conducta (y medidas disciplinarias por infracciones de menor cuantía que el mando tolera cuando las cometen los otros miembros), ordenes de hacer funciones no deseables, amenazas de muerte y asaltos físicos por una persona o varias.

Estate preparado para tomar medidas legales inmediatas y fuertes. Una carta bastante dura de un consejero al oficial al mando puede ofrecer alguna protección. En otros casos, uno de los procedimientos formales para quejarse, o varios, junto con una intervención externa, pueden convencer al mando que tome medidas. A veces las oficinas de igualdad de oportunidades (Equal Opportunity offices) tratan el hostigamiento basado en lo que parece la orientación sexual como una clase de hostigamiento sexual y aceptan quejas así. Los procedimientos pueden ser largos, así que mostrar firmeza y energía desde el principio del proceso puede convencer al mando que tome medidas en vez de dejar que el procedimiento siga su curso.

En general es mejor documentar el hostigamiento antes de presentar la queja. Sin embargo, si el miembro corre un gran peligro, se debe presentar la queja inmediatamente y documentar el hostigamiento después. Desafortunadamente, no se puede dar por sentado que los mandos y los investigadores militares estén meticulosos e imparciales al interrogar los testigos y buscar las pruebas del hostigamiento.

Los miembros que piensan en presentar quejas por hostigamiento tienen que revisar qué información de declaraciones o actos homosexuales el mando o los compañeros de trabajo pueden tener, o pueden obtener sin dificultades. Conducta teóricamente protegida bajo No pregunte, no diga (como asociarse con lesbianas, leer material de lectura homosexual, ir a un bar homosexual, etc.) puede provocar una investigación del miembro. La falta de pruebas no protege a miembros de alegaciones infundadas pero sí dificulta que el mando siga investigando a la víctima.