GI Rights Hotline

Separaciones (discharges) e información para militares

Llame al 1-877-447-4487

Enfatice las necesidades de las fuerzas armadas, no el bienestar del paciente

Las fuerzas armadas quieren saber si el paciente puede desempeñar sus funciones sin costarles problemas, vergüenza o gastos. El bienestar del paciente les importa mucho menos. Enfatice el efecto que la afección del paciente producirá en el desempeño de su función. Sin embargo, si su afección puede causar una muerte, un suicidio o una discapacidad grave, enfatícelo.

A las autoridades militares no les gustan que los civiles les digan qué hacer. En general creen que los civiles no entienden las necesidades militares. A consecuencia, es poco prudente ofrecer una opinión sobre la habilidad del paciente de adaptarse al servicio militar.

Tampoco es prudente expresar críticas directas de las fuerzas armadas. En cambio, ofrezca su opinión de la habilidad del paciente de adaptarse a aspectos específicos con los cuales se pueda encontrar en el servicio militar. Si para seguir desempeñando su función el paciente necesita algún tipo de acomodación y usted sospecha que las fuerzas armadas no la podrían disponer, cite dicha acomodación. Sin embargo, si usted tiene experiencia militar, base su comentario en ella.

Ejemplos de malas evaluaciones médicas:

  • Esta persona debe ser separada de las fuerzas armadas.
  • Esta persona no se podrá adaptar a la vida militar.
    Ejemplos de buenas evaluaciones:
  • Esta persona no debe ser obligada a vivir o trabajar con otros en espacios muy reducidos.
  • Esta persona sólo debe ser obligada a caminar distancias moderadas.