GI Rights Hotline

Separaciones (discharges) e información para militares

Llame al 1-877-447-4487

Derechos de los reservistas movilizados

Hay varios derechos que tienen los reservistas movilizados bajo las leyes federales, entre ellas la Servicemembers’ Civil Relief Act (la ley sobre la ayuda civil a los militares), de los cuales se pueden hablar con los consejeros de la Línea directa o con Consejeros Legales Militares. Por ejemplo, los reservistas movilizados tienen derecho a:

  • las tasas de interés bajas y los topes a las tasas de los préstamos, los pagos de la hipoteca y la deuda de las tarjetas de crédito;
  • la protección de la recuperación de los autos no pagados;
  • la protección del desalojo y los topes a la renta;
  • el aplazamiento de todas las medidas de los tribunales civiles, como las de la bancarrota, la ejecución o el divorcio;
  • la cancelación de los contratos de arrendamiento (en algunas circunstancias);
  • el pago retrasado de los impuestos.

Entre las otras leyes se encuentra la The Uniformed Services Employment and Re-employment Rights Act (la ley de los derechos de los militares al empleo y a volver al empleo), la cual les protege a los reservistas que trabajan por corporaciones estadounidenses de perder sus trabajos por ser miembro de las fuerzas armadas. Dicha ley obliga que las empresas les otorguen a los reservistas el tiempo libre para presentarse a las instrucciones inactivas y los entrenamientos, además de para un despliegue. Además, obliga que, terminado un despliegue, se permita que un reservista vuelva a tener su trabajo original sin perder la jerarquía, el nivel de sueldo y el seguro médico. Los reservistas que trabajan por su cuenta podrían sufrir más penuria económica por un despliegue y puede explorar con un consejero de la Línea directa la posibilidad de una separación por penuria económica.

A pesar de dichas protecciones especiales, un despliegue les puede causar graves problemas a los militares. Muchos de los varios tipos de separación tratados en las otras partes de este sitio web pueden ayudar a los reservistas movilizados a hacer frente a las dificultades causadas por ser llamados al servicio activo. La penuria familiar y el tener hijos, la objeción de conciencia, los asuntos médicos y la identidad sexual podrían ofrecerle a un reservista una manera de evitar un despliegue. Se puede hablar con un consejero de todos dichos asuntos. A veces, los asuntos de un reservista llamado al servicio activo pueden ser resueltos antes de la fecha de la movilización, así evitando por completo la necesidad de presentarse. Los miembros de las IRR pueden solicitar un aplazamiento o una exención y pueden apelar después si la primera decisión es desfavorable. Los consejeros de la Línea directa pueden informarle de cómo ponerse en contacto con las fuerzas armadas con respecto a dichos asuntos.