GI Rights Hotline

Separaciones (discharges) e información para militares

Llame al 1-877-447-4487

Separación (discharge) por dependencia o penuria no es tan difícil como muchos piensan

Muchos miembros de las fuerzas armadas que tienen graves problemas familiares nunca llegan a solicitar una separación (discharge) por dependencia o penuria porque les han dicho que no tienen derecho a dicha separación, que tardará demasiado o que a nadie se la otorgan. A menudo, los suboficiales (NCOs) y a aveces los propios oficiales mantienen la idea equivocada de que separaciones por dependencia o penuria son casi imposibles de conseguir. De hecho, no es cierto.

Los consejeros de la Línea directa de los derechos de los militares (GI Rights Hotline) han ayudado a muchos militares a obtener separaciones honrosas por dependencia o penuria. Usualmente, a cuatro a diez semanas después de solicitar la separación, los militares se encuentran libres de sus obligaciones militares y pueden ayudar a sus familiares.

El problema es que a nadie se le otorgan la separación sin que la solicite – dice la consejera de derechos militares Lenore Yargo–. A muchos que hablan al mando de sus problemas familiares les dice que no hay manera de salir y que “simplemente tienen que encontrar otra manera de responder al problema”.

Sin embargo, las normas ofrecen mucho más apoyo del que mucha gente se dan cuenta. Contienen frases como “Tramite las solicitudes de esta separación rápidamente. Deles prioridad. Los mandos, el personal de los MPF y otras agencias tienen que ofrecer la máxima ayuda al miembro... Si la solicitud no es completa, ayude al miembro a obtener lo que le falta” (AFI 36-3208). O también “Si un soldado tiene derecho a esta separación, no se la denegará sólo porque sus servicios los necesite su organización” (AR 635-200).

Al denegar una solicitud, los mandos tienen que decir la razón por qué, usualmente por escrito. A menudo, la razón declarada forma la base para apelar la decisión. La mayoría de los casos legítimos tienen éxito o inicialmente o tras apelar.

A fondo, las separaciones por dependencia o penuria suelen depender de dos cosas: (1) tener una situación que corresponde a la definición de las normas y (2) reunir la documentación clara de la situación. Los consejeros de la Línea directa (GI Rights Hotline, 877-447-4487) pueden ayudarle con eso. Cualquier persona que se pregunte si una situación particular puede ser motivo de una separación por dependencia o penuria puede ponerse en contacto con un consejero de la Línea directa para analizar el asunto.

Póngase en contacto con la Línea directa hoy para hablar de las opciones con un entrenado consejero civil.